News

Home»ERP»Errores al implantar un ERP que debes evitar

Errores al implantar un ERP que debes evitar

¡Ha llegado el momento! Has decidido implantar un ERP en tu empresa y quieres que todo fluya sin contratiempos. Sin embargo, empezar a usar un ERP en un negocio supone un cambio bastante significativo y se debe hacer con especial cuidado. Si no se hace así, es muy posible cometer errores que pueden traer consecuencias negativas.

Con el objetivo de evitar esta situación lo mejor es conocer los fallos habituales que se suelen cometer en la implantación de un ERP. De esta manera conseguirás aprovechar desde el principio el software de gestión y comprobarás muy pronto los resultados sobre la productividad. Esto son los errores al implantar un ERP que debes evitar:

  • No usar ningún tipo de asesoramiento. Para la implantación de un ERP es necesario contar con la ayuda de expertos. Aún pareciendo que lo tienes todo muy claro siempre es bueno pedir la opinión de un profesional con experiencia. Incluso en las empresas más pequeñas, en las que el proceso puede parecer más fácil, es importante no saltarse este paso. Si lo haces, seguramente no conseguirás el ERP que realmente se ajuste a las necesidades de tu negocio.
  • Establecer un calendario poco realista. Sobre todo, porque la implantación de un ERP supone un cambio bastante profundo que necesita tiempo. No está mal proponerse plazos ambiciosos, pero es importante sopesar que el verdadero objetivo es conseguir una implantación exitosa. Uno de los grandes errores es no contar con cierta flexibilidad por si surgen imprevistos.
  • Descuidar el momento del arranque con el nuevo ERP. Este es uno de los puntos más críticos ya que se ponen en marcha los cambios producidos al implantar un ERP. Es importante estar prevenidos con acciones como contar con más personal o elegir fechas en las que el flujo de trabajo sea menor.
  • No implicar a todos los departamentos de la empresa por igual. Es habitual encontrar un especial interés de la sección contable y financiera, junto con la de IT, pero, sin embargo, el resto de los trabajadores suelen tener un papel más pasivo. Esto se debe evitar comunicando de manera correcta las ventajas de implantar un ERP y adaptándolas a cada puesto de trabajo. Esto es un proceso distinto a la de la propia formación en la que también se debe buscar este objetivo: involucrar y hacer partícipe a todo el equipo.
  • Asumir fallos a la hora de implantar un ERP como estructurales. También se puede dar el caso contrario al anterior. Se han producidos errores que en un primer momento se han solucionado con algún tipo de “parche” que luego se normaliza y se usa de manera habitual. Los procesos a seguir deben estar claros y si no se desarrollan según lo establecido se deben tomar las medidas necesarias.
  • Pensar que sólo será necesaria implantar un ERP una sola vez. Seguramente tu empresa necesitará ajustes en el ERP porque han surgido nuevas necesidades en su actividad. Es un error pensar que un software de gestión es eterno y que sólo basta con las correspondientes actualizaciones. Seguramente sea necesario implantar nuevos módulos con los que mejorar aún más la producción. Por eso, todo el proceso se puede programar en diversos pasos.

¡Ahora ya sabes todo lo que no tienes que hacer a la hora de implantar un ERP! Con Aydai tienes a tu disposición los mejores profesionales que te ayudarán a instalar el software de gestión óptimo, asegurando una transición fluida y provechosa desde el primer momento. Contacta ya con nosotros para conocer todas las posibilidades.

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Leave a Comment