Category : ERP

Home»Archive by Category "ERP"

Beneficios tangibles e intangibles de un ERP

Los sistemas ERP se han convertido hoy en día en herramientas indispensables para una gestión óptima de cualquier empresa, independientemente de la actividad a la que se dediquen. La digitalización de los procesos permite automatizar infinidad de aspectos relacionados con la producción y operatividad de la compañía en cualquiera de sus áreas, desde administración a logística, recursos humanos o atención al cliente.

De esta manera, el ERP es la espina dorsal que permite ganar en eficiencia, mejorar procesos y maximizar beneficios con un menor coste. Si se elige un software adecuado, con las funcionalidades que la empresa realmente necesita, los beneficios no tardarán en manifestarse. Algunos serán tangibles, otros no, pero de un modo u otro, todos ellos se podrán cuantificar.

Todo lo que un ERP puede hacer por la empresa

Quedarse a tras en la digitalización de los procesos es perder ventajas competitivas. Un lujo al que las empresas no pueden renunciar en las circunstancias actuales. Al contrario, aprovecharse de todas las ventajas que implica la implantación de un ERP puede suponer el crecimiento y desarrollo incluso en un escenario económico tan inestable como el que hoy nos rodea. Los beneficios se pueden englobar en cuatro grandes grupos

1. Optimización de los procesos de gestión

Disponer de una única herramienta para acceder a la información y los datos de la empresa desde cualquier departamento aumenta los niveles de coordinación y también de eficiencia. El resultado no es otro que mayor competitividad. Y ganar en competitividad supone la oportunidad de crecimiento y de apertura a nuevos mercados.

2. Ahorro de recursos

Un ERP implica la automatización de tareas repetitivas. Por un lado, esos procesos se realizarán de forma más rápida y sin posibilidad de errores. Por otro, se evitan duplicidades en las tareas. Y, además, permite liberar recursos para dedicarlos a otras funciones también esenciales. El resultado es una mayor eficiencia, una disminución en los costes de producción y, por tanto, un aumento de la rentabilidad.

3. Mejoras en la organización

Una empresa debe funcionar siempre como una maquinaria bien engrasada para ser eficiente. Un ERP permite integrar en una sola herramienta todas las operaciones de la empresa, desde las ventas a la producción, la logística o los recursos humanos. Esto permite responder con más agilidad a nuevas necesidades, resolver problemas con más rapidez y mejorar la toma de decisiones estratégicas.

4. Mejoras en el servicio al cliente

El cliente es el centro de cualquier actividad empresarial y las nuevas tecnologías han supuesto todo un reto a la hora de conseguir su máxima satisfacción, mucho más en un entorno altamente competitivo. Mejorar la experiencia del cliente es una de las bases del éxito y también en ese sentido un buen ERP puede hacer mucho por la empresa.

Se trata de responder con rapidez a nuevas necesidades y sus requerimientos, de adelantarse a las demandas de los clientes y de mantener una comunicación fluida con ellos. Para conseguirlo es imprescindible contar con una herramienta informática capaz de almacenar cantidades ingentes de información que permitan tener una visión completa y exacta de cada paso que da el cliente en un proceso de compra.

Una inversión de alto rendimiento

Evidentemente, la implantación de un ERP supone una inversión, pero es una inversión de alta rentabilidad a un plazo medio. Es importante elegir, eso sí, un software adecuado, que se adpate a las necesidades particulares de la empresa, que sea escalable para adaptarse a necesidades futuras y, a ser posible, que trabaje en la nube.

Los beneficios de un ERP, tangibles o no, están ahí. Resistirse al cambio es perder posiciones en un mercado cada vez más competitivo donde, además, clientes y usuarios son cada vez más exigentes. Si no quieres que tu empresa se quede atrás en el proceso de modernización y adaptación a las nuevas tecnologías, Aydai te ofrece el ERP que necesitas.

La necesidad de una mejora continua en tu ERP ¿por qué?

En el mundo de las nuevas tecnologías todo avanza a una velocidad asombrosa, por eso, aunque se disponga de un buen ERP, es imprescindible establecer mecanismos de mejora continua. Olvidarse de las actualizaciones hará que el software elegido pierda eficiencia y, a la larga, eso acabará repercutiendo también en la competitividad del negocio.

Es un error pensar que todo acaba con la implantación del ERP en la empresa. Ese es solo el inicio de un camino que puede llevar hacia el éxito si se siguen todas las indicaciones en la buena dirección. Algunas de esas indicaciones son un buen soporte, un mantenimiento adecuado y la implementación de actualizaciones necesarias.

Implementar esos sistemas de mejora continua en el ERP tendrá infinidad de ventajas. Requiere una inversión y supone un esfuerzo, pero permitirá obtener el máximo beneficio desde el mismo momento en el que se toma la decisión.

Adaptación a los avances tecnológicos

Señalábamos que los cambios en este campo son continuos y quedarse obsoleto puede convertirse en un error que se acabará pagando caro al perder eficiencia en las operaciones de la empresa. Realizar actualizaciones para implementar nuevas funcionalidades significa ganar en agilidad en los procesos de negocio.

Adaptación al crecimiento de la empresa

Si la empresa se desarrolla crecen sus necesidades, aumenta la cantidad de datos que se manejan, los procesos ganan en complejidad y las operaciones necesitan de una adecuada coordinación para no perder en eficiencia. Cada mejora que se introduce en el ERP significa dar respuesta a esas nuevas necesidades, optimizando los procesos de la empresa.

Disponiendo en todo momento de las funcionalidades más avanzadas en el ERP se gana, por tanto, en productividad. Ir un paso por delante en todo lo que tiene que ver con avances tecnológicos permite diferenciarse de la competencia en un panorama especialmente complejo, como es el actual.

Adaptación a cambios en la empresa

El desarrollo de la compañía puede significar abrirse a nuevos mercados, cambiar aquellos en los que ya hay presencia o emprender nuevas fórmulas de negocio adaptadas a los nuevos tiempos. En ese caso, las actualizaciones del ERP resultan imprescindibles. Disponer de las funcionalidades necesarias en cada momento puede marcar la línea entre el éxito o el fracaso de nuevas iniciativas empresariales.

Mayor seguridad

Si hay una cuestión que se debe tener muy en cuenta para decidirse definitivamente por una mejora del ERP es todo lo relacionado con la seguridad, la privacidad y la protección de datos. Las actualizaciones del ERP, por un lado, permiten evitar fallos, por otro, mejoran los niveles de protección frene a ataques externos.

Implementación de mejoras más rápida

Ir introduciendo actualizaciones según vaya siendo necesario o aparezcan nuevas versiones, a la larga, ahorra tiempo. Siempre resultará más ágil ir avanzando poco a poco que tener que hacer una mejora radical cuando el ERP haya quedado obsoleto. Una migración completa no solo es más compleja, sino que puede afectar a la operatividad durante un tiempo.

Menor inversión

Con un sistema de mejora continua no solo se ahorran tiempo, también se ahorran costes. Cuando se tarda en introducir las mejoras, la brecha entre la versión del ERP de la que se dispone y las nuevas es enorme. ¿Qué significa este abismo? Que la migración a una versión mucho más moderna y con más y mejores funcionalidades será un proceso más costoso que si se van introduciendo las actualizaciones según surjan o sean necesarias.

Implementar un sistema de mejora continua en el ERP es, por tanto, una necesidad para poder obtener en todo momento los mayores beneficios de un software hoy imprescindible para cualquier empresa que quiera crecer y avanzar con los tiempos.

Aydai pone a tu disposición el ERP que necesitas. Un software que integra en una sola herramienta de gestión las diferentes áreas de tue empresa para ganar en efectividad reduciendo tiempo y costes.

10 preguntas y respuestas sobre un ERP perfecto

Un ERP es una herramienta fundamental para el buen funcionamiento de las empresas, para ganar en eficiencia y también en competitividad, aspectos hoy más importantes que nunca. Pero a la hora de elegir el mejor sistema de planificación de recursos empresariales pueden surgir muchas dudas. Resolverlas es esencial para acertar en la elección.

1. ¿Realmente hay un ERP perfecto?

Sí y no. No hay un ERP genérico que sea ideal para todas las empresas, pero sí hay uno perfecto para cada compañía. Es así porque el software debe adaptarse a las necesidades concretas de la empresa, no al revés. No todo vale para todos, es necesario buscar uno que se ajuste a las necesidades de nuestra empresa.

2. ¿Qué criterios hay que tener en cuenta?

Cada negocio es diferente y tiene un funcionamiento completamente distinto. Por eso, el ERP perfecto debe contar con las funcionalidades que permitan agilizar los procesos de la empresa: módulos de compras y ventas, de logística, de proyectos, de contabilidad, etc. Hacer un análisis previo de los problemas de la empresa y de las soluciones que se necesitan ayudará a elegir el ERP perfecto.

3. ¿ERP en la nube o en servidor?

Disponer de un ERP instalado localmente en servidores propios requiere un proceso de instalación y tareas de mantenimiento, aunque se tiene un completo control sobre él. Cuando está en la nube, se puede acceder a él desde cualquier sitio y cualquier dispositivo. Elegir uno u otro dependerá de la infraestructura, el presupuesto y las necesidades.

4. ¿Hasta qué punto es importante la portabilidad?

Relacionado con el punto anterior, en un buen ERP esta cuestión es esencial. Lo es porque la portabilidad significa ofrecer versiones para trabajar desde el escritorio, pero también desde móviles o cualquier otro dispositivo electrónico. Y, junto a ello, es muy importante que el nivel de seguridad esté plenamente garantizado.

5. ¿Por qué debe ser escalable?

La escalabilidad es una de las características principales de un buen ERP. Si el negocio crece, el software de gestión empresarial debe hacerlo con él sin problemas, adaptándose a nuevas funcionalidades y disponiendo de una mayor capacidad de procesamiento y almacenamiento de datos.

6. ¿Tiene que ser integrable?

Siempre es una ventaja que el ERP elegido se pueda combinar sin problemas con los sistemas de trabajo que ya existen en la empresa y que integre en una sola base de datos todos los procesos para gestionarlos desde un mismo punto. El rendimiento que se alcanzará será de ese modo mucho mayor y se evitarán duplicidades.

7. ¿Es necesario prepararse para implementar el ERP?

Los ERP más avanzados tienen un diseño que hace que su manejo sea muy intuitivo y sencillo para cualquier persona, incluso para a aquellas con pocos conocimientos informáticos. Siempre será necesario un pequeño proceso de formación de los empleados para que aprendan a manejarlo. Sin embargo, antes de decidirse es importante comprobar que, realmente, su uso no entraña grandes dificultades.

8. ¿Qué importancia tiene el proveedor?

Un buen ERP tiene siempre detrás un buen proveedor. Se necesita una gran profesionalización ya no solo para ofrecer e implementar el software que cada empresa necesita, sino para ofrecer un soporte realmente eficaz y efectivo, para formar al personal, para encargarse de todo lo relacionado con el mantenimiento y para resolver cualquier duda o problema que pueda surgir.

9. ¿Qué beneficios ofrece un buen ERP?

Cuando se ha elegido el ERP adecuado, la lista de beneficios puede ser interminable: mejor control de la información, automatización de procesos, eliminación de cuellos de botella en ciertos procesos, mejora de la comunicación entre departamentos, análisis de la información para una adecuada toma de decisiones, mejora de los procesos administrativos y productivos, etc.

10. ¿Es necesaria una inversión elevada?

Depende. Sin embargo, a la hora de elegir el mejor ERP no conviene fijarse tanto en el coste de su implementación como en esas ventajas que puede aportar a la empresa y que solo se alcanzarán si cuenta con las funcionalidades que la empresa necesita. La inversión puede ser muy variable, pero si se elige con cuidado, los beneficios serán mucho mayores.

Si tienes dudas, los profesionales de Aydai no solo te ayudarán a resolverlas, sino que pondrán a tu disposición ese ERP perfecto que tu empresa necesita para ganar en competitividad.

Digitaliza tu industria ya: adivina como puede ayudarte un ERP

Aunque los procesos de modernización son imprescindibles para adaptarse a nuevos tiempos, nuevas necesidades y nuevos retos, lo cierto es que la industria suele ir un paso por detrás en este sentido. Las especiales características de los procesos de producción, la antigüedad de muchas empresas y la resistencia al cambio son factores que dificultan ese avance. Sin embargo, hay una herramienta de fácil implantación y grandes resultados: el ERP.

En tiempos en los que se habla de industria 4.0, quedarse atrás en la evolución hacia la digitalización es perder competitividad y eficiencia. Cuestiones que, precisamente, muchas empresas del sector no se pueden permitir en las circunstancias actuales. Si ese es el caso de tu empresa, es el momento de aprovecharse de las ventajas de un buen ERP.

Las ventajas de la digitalización en tu industria

Obtener ventaja competitiva con la ayuda de un ERP adecuado es sencillo. Pero el primer paso es elegir el software que se necesita realmente. Cada industria es diferente y tiene unas necesidades particulares, por eso, la herramienta informática que elijas debe adaptarse tu empresa para ser realmente eficaz.

A partir de ahí, la implantación del ERP servirá, por ejemplo, para automatizar procesos. Significa que tareas repetitivas dejarán de realizarse por operarios para dejarlas en manos de máquinas. ¿Qué se gana? Rapidez, eficiencia, seguridad y flexibilidad en la producción de la industria. Y a cambio, se ahorran tiempo y costes y se evitan errores.

A nivel interno, por otra parte, el ERP ayudará a que los diferentes departamentos, niveles en la organización y líneas de producción de tu industria estén conectados y, lo que es más importante, perfectamente coordinados. Esta cuestión es fundamental si hablamos de productividad.

Y, en esa misma línea, hay otras cuestiones que también podrás controlar con un ERP: adaptar las órdenes de fabricación de acuerdo a un plan previamente establecido o según la cartera de pedidos, analizar los costos de fabricación y gestionar el trabajo de cada uno de los operarios de tu industria, entre otras.

Por supuesto, las ventajas de la digitalización no quedan aquí. Un ERP también significa una mejora en los canales de venta y distribución de tu industria, así como en todo lo relacionado con la logística y la distribución. Piensa en la utilidad de alertas automáticas para advertir de la necesidad de reponer material, del diseño de rutas de transporte más rápidas o de prever las fechas de entrega en función de las cargas de la fábrica.

Además de ello, un ERP es la herramienta básica que permite transformar un aspecto esencial: las relaciones con los clientes. En una industria 4.0 ellos deben ser ellos el centro porque la tecnología permite que lo sean. Con un buen sistema de planificación de recursos tu empresa mantendrá una comunicación mucho más fluida y podrá responder de un modo más ajustado a sus requerimientos.

Y, dando un paso más allá, el ERP te proporcionará una información muy valiosa del funcionamiento de tu empresa. Datos que te permitirán mejorar los procesos productivos y las relaciones con clientes o proveedores. Y no solo eso, sino que te permitirán desarrollar estrategias para escalar puestos en el mercado mediante el desarrollo de nuevos modelos de negocio.

Una inversión que revierte

Como ves, adaptar tu industria a los tiempos y digitalizarla no es un capricho, es una inversión imprescindible. Perder ventaja competitiva puede acarrear pérdidas irrecuperables. Vencer ese cierto temor al cambio, sin embargo, puede suponer el despegue definitivo de la empresa. Por eso, no debes contemplar la implantación de un ERP como un gasto, sino como una inversión de elevada rentabilidad en un plazo corto.

Si estás pensando en digitalizar tu empresa confía en Aydai. Con nuestro ERP para industria ganará en eficiencia, flexibilidad y competitividad.

SUBVENCIONES IVACE 2021 DIGITALIZACIÓN

IVACE ha publicado las convocatorias de ayudas de DIGITALIZACIÓN para el año 2021.

Estas ayudas están dirigidas a PYMES con sede social en la Comunidad Valenciana.

El objetivo de estas ayudas es Incrementar el nivel tecnológico de las pymes industriales y de servicios a la industria mediante la implantación de nuevas tecnologías electrónicas, informáticas y de las comunicaciones.

La ayuda consiste en una subvención a fondo perdido de hasta el 40% del presupuesto para pequeña empresa y de hasta el 30% para mediana empresa. La cuantía de la subvención no podrá superar el importe de 100.000 € y deberá ser de un importe mínimo de 12.000 €

Entre las actuaciones apoyables se encuentra tanto la adquisición de aplicaciones de gestión incluyendo ERP y CRM, como el desarrollo de aplicaciones a medida y aplicaciones de Business Intelligence

En Valencia a 10 de febrero de 2021

ERP AYDAI

7 razones por las que debes trabajar con un ERP en 2021

No puedes esperar más, tu organización lo necesita. Un sistema de planificación de recursos empresariales (ERP) que automatiza y conecta todos los procesos comerciales dentro de una empresa. Y esto significa una base de datos central, que comprende todos los datos, suena bien ¿verdad?, ninguna organización es igual y, por lo tanto, lo diferentes sectores necesitan diferentes sistemas ERP.

¿Cuáles son los beneficios de un sistema ERP?

1. Optimización de todos tus procesos comerciales

Para comenzar con la principal ventaja: con la implementación de un sistema ERP, todos los procesos comerciales dentro de tu organización se verán mejorados y simplificados. Todos los procesos ahora convivirán en un sistema, no con sistemas separados que tienen que comunicarse entre sí. En otras palabras, una empresa mucho mejor organizada.

2. Menos margen para el error humano

Un problema común cuando se utilizan varios sistemas es que los datos a menudo deben tomarse manualmente de un sistema a otro. Y, por supuesto, se cometen (demasiados) errores en este proceso. Dado que un ERP es un sistema de software, la transferencia manual de datos ya no es necesaria. ¡No habrá más opciones para el error humano!

3. Trabajar de forma más eficiente con ERP

Una vez que se implementa el sistema ERP, muchas actividades diarias se automatizan. Obviamente, esto significa que puedes trabajar de manera mucho más eficiente. Las actividades diarias requieren menos tiempo y esfuerzo. Trabajarás de manera más eficiente en la oficina y en la planta de producción de tu empresa, por ejemplo.

4. Más información valiosa sobre su organización

Ahora que todos los departamentos tienen conocimiento de todo el sistema, y ​​no solo de su “parte”, cada departamento tiene una mejor idea general. Más información también significa que la toma de decisiones sea un proceso más rápido y sencillo. Obtener aportes de toda la organización para tomar buenas decisiones ya no es una necesidad, con un ERP tendrás la información que necesitas actualizadas justo frente de ti.

5. Informes con Power BI

Dado que todos los procesos comerciales ahora están optimizados, la generación y el uso de datos también se han vuelto mucho más fáciles. La herramienta Power BI de Microsoft realmente te permite trabajar con los datos de su sistema ERP. Puedes visualizar y supervisar perfectamente las presentaciones de tu empresa.

6. Seguridad ERP

sistema ERP en la nube a menudo es incluso más seguro que una versión local con las últimas tecnologías, firewalls, etc. Además, compartes la responsabilidad de proteger tu sistema con el proveedor de servicios en la nube. Dicho en pocas palabras: con un ERP mejorarás la seguridad de tus datos y de tu organización

7. ERP para cada sector

¿Estás buscando un software adecuado para tu empresa? Ten en cuenta que una industria no es igual a la otra. En AYDAI, entendemos los desafíos a los que se enfrenta tu sector y nos aseguramos de tenerlos en cuenta. Cuéntanos cuál es tu objetivo y tu sector de actividad, y personalizaremos tu ERP.

La implementación de un sistema ERP no es algo que deba subestimarse o tomarse a la ligera. Requiere esfuerzo, dinero, tiempo y quizás lo más importante: toda la organización tiene que estar conectada. Un proceso de integración completo en una empresa es crucial para el éxito de una implementación de ERP.

El registro de jornadas con un ERP

Con la llegada de la obligatoriedad del registro de las jornadas de trabajo, las empresas han optado por usar diferentes herramientas para ejercer el control efectivo necesario para cumplir con ese requerimiento. Pero lo cierto es que puede ser una información de gran valor que nos sirva para evaluar si los tiempos de trabajo son realmente productivos.

El ERP, como herramienta de gestor de recursos, también puede realizar un registro de las jornadas de trabajo que además nos permita una mejor organización y nos ofrezca una visión analítica de calidad. Esta información puede ser un interesante parámetro que nos sirva para mejorar la productividad mediante un sistema transversal de uso de todos los medios que pueden existir en una empresa.

Mediante el sistema de fichajes de entradas y salidas, lo primero que se consigue es el control exhaustivo de los tiempos de trabajo. Es muy importante conocer el registro de jornadas real para conocer también cual es el cumplimiento de cada trabajo sobre lo establecido en su contrato.

En las cadenas de montajes el registro de jornadas se puede asociar a los flujos productivos. Se puede analizar si en cada fase de la fabricación si la mano de obra responde al ritmo requerido. De esta manera el ERP puede identificar los problemas que se dan en el proceso productivo y permite, mediante el análisis correspondiente, proporcionar las soluciones adecuadas para las empresas.

También se puede determinar el coste real de fabricación ya que se puede incluir el gasto de personal junto a consideraciones como el desgaste de la maquinaria o el precio pagado por los materiales usados. 

Otra de las funciones del registro de jornadas de trabajo en el ERP es conseguir un aprovisionamiento adecuado para cumplir con las planificaciones establecidas por las empresas. Esto se realiza de manera conjunta con el MRP (software de requerimientos de material) consiguiendo aún mayor eficiencia.

Conociendo este coste real se cuenta con información más fidedigna de los posibles proyectos que ofreces a tus clientes con un precio que se aproxima a la realidad sin que existan sorpresas o imprevistos.

El registro de jornada tiene utilidades que van más allá del control de la producción

No solo en las cadenas de producción son útiles los registros de jornada en el ERP. En los establecimientos donde se realicen ventas, también se puede obtener información que ayude a maximizar los rendimientos obtenidos. Estos son indicadores muy valiosos para las empresas que sirven para determinar el desempeño de los empleados como el número de transacciones realizadas o el ticket medio conseguido.

Para el teletrabajo, el registro de las jornadas en el ERP puede ayudar a tener un mayor control sobre su eficiencia. En este tipo de situación donde no existe una localización única y centralizada, se puede conseguir hacer el seguimiento necesario por parte de las empresas para tratar de mejorar la productividad.

Pero no sólo es útil el registro de jornadas en el ERP para controlar la producción. También proporciona información que puede ser considerada a la hora de tomar decisiones en el ámbito de los recursos humanos de las empresas. Se podrá conocer cuanta mano de obra será necesaria para las temporadas en las que la producción es más intensa.

El ERP Aydai integra en una sola herramienta la gestión de las diferentes áreas de una empresa. También cuenta con un registro de las jornadas de trabajo que resulta útil para tomar decisiones sobre la productividad. Consigue que tu empresa obtenga la máxima eficacia que la haga destacar sobre la competencia. 

Qué es BPM y cuál es su relación con ERP

El denominado con las siglas BPM (patrón de servicio de Business Process Management) es un tipo de servicio de administración de procesos empresariales que consiste en utilizar las herramientas adecuadas para implementar procesos empresariales mediante la unión y cohesión más dinámicas de las actividades entre personas y sistemas.

Es una tecnología única y eficaz en cuanto a que trabaja para producir una reducción de costes e incremento de ingresos; a través de una nueva categoría de software empresarial que permite a las empresas implementar y ejecutar conjuntos de actividades interrelacionadas de cualquier naturaleza y departamento, extendiéndola a todos los intervinientes en el proceso comercial.

El ERP o Enterprise Resource Planning es un tipo de software para gestionar las actividades empresariales diarias, como la contabilidad, el aprovisionamiento, la gestión de proyectos, la gestión de riesgos y el cumplimiento, y las operaciones de la cadena de suministro.

Los sistemas de ERP enlazan multitud de procesos empresariales y facilitan el flujo de datos entre ellos. Al recopilar los datos de las transacciones compartidos por las diversas fuentes de una organización, eliminan la duplicación de los datos y proporcionan integridad de datos con una única fuente de confianza.

A diferencia del software tradicional, este no requiere de instalación y almacena la información en el centro de datos de la empresa que provee el servicio. ERP AYDAI, además, ayuda a planificar, presupuestar, predecir y notificar los resultados financieros de una organización.

 

Relación del Business Process Management (BPM) con el Enterprise Resource Planning (ERP)

Como hemos dicho, el BPM es un sistema que implementa unas herramientas concretas a los procesos empresariales, mientras que el ERP es un software que permite a las empresas controlar todos los flujos de información que se generan en cada ámbito de la organización.

El objetivo de los sistemas ERP es integrar los departamentos de una forma única, con una  base de datos centralizada que gestione la información en tiempo real, de forma rápida, fiable y con eficiencia.

Una vez definidas, veamos las diferencias entre ambas metodologías. Dentro de la empresa los directivos y responsables, deben tomar la decisión de adquirir un BPM o un ERP, teniendo siempre en mente que el objetivo es aumentar la productividad de una forma global, en todos los órganos empresariales.

A fin de obtener una mayor rentabilidad de nuestra organización empresarial, minimizando costes y maximizando ingresos y resultados para todos los órganos de la empresa, existen dos metodologías empresariales: el Business Process Management (BPM) y el Enterprise Resource Planning (ERP).

Ambas parten del mismo punto para alcanzar el objetivo de la máxima productividad, pero sin embargo, la consecuencia del éxito, se alcanza de forma diferente en función del uso de una u otra metodología.

El nexo de unión que hace perfecta su cohesión en el proceso empresarial es que una correcta gestión del proceso de negocio (BPM) será el camino del éxito a la implantación del software ERP. Son por lo tanto, perfectamente complementarias.

Mientras que el BPM es considerado una metodología de trabajo para la gestión empresarial, una acción que necesita del uso de diferentes herramientas; el ERP es un software de negocio para la gestión de la producción. En consecuencia, BPM es la parte que se implementa y el ERP es la herramienta para lograr su objetivo.

Cuando hablamos de Business Process Management nos referimos al método de trabajo que tiene como objetivo automatizar los procesos para distribuirlos entre los diferentes roles de la empresa, es decir, reorganiza trabajadores, sistemas y cualesquiera otros procesos para alcanzar la eficiencia operativa de la empresa.

Se fortalecen las comunicaciones y las informaciones, además, de una mayor definición de los sistemas del trabajo, mientras que el ERP es un software de gestión que reside en integrar una serie de programas para la recopilación de datos y gestionarlos.

Los BPM tienen su misión hacia los procesos internos mientras que el ERP su objetivo se encuentra en las funciones de la organización. Si ya cuentas con un BPM y quieres dotarle de mayor competitividad, es interesante que solicites a un experto que te proporcione el ERP que más se ajuste a tus necesidades.

En Aydai tenemos todo lo que necesita tu negocio para la gestión de cada uno de los procesos, herramientas potentes, software de gestión de procesos empresariales con la más innovadora tecnología para que tu empresa resulte altamente productiva y apoye cada una de tus iniciativas.

Estamos constantemente evolucionando, creciendo, incorporando nuevas tecnologías y funcionalidades a nuestros productos, con ERP de lo más avanzado del mercado, completamente seguro e integrable, multiempresa, multiejercicio, multidivisa…

Es lo que necesitas, tengas ya un Business Process Management (BNP) o no, para optimizar la gestión de tu empresa de la forma más rentable. Por eso te invitamos a que nos contactes y consultes con nuestros expertos lo que más conviene a tu negocio. No quedarás defraudado.

La infinidad de complejos procesos necesarios para llevar una buena gestión empresarial y ser eficaz y operativo en el mercado, colocándote en el más alto nivel de competitividad solo es posible si cuentas con las herramientas adecuadas, que aúnen cada uno de los procesos de forma eficiente y sencilla.

Reducirás costes con un sistema de planificación de recursos propio, adaptado a tus necesidades, a tus expectativas y tendrás el soporte necesario para la óptima funcionalidad de todas las áreas de la empresa, desde contabilidad a ventas, logística, contabilidad, proveedores o recursos humanos.

Etapas de un proceso de implantación ERP

La importante misión que consigue realizar un software ERP para una empresa está más que demostrada. Ofrece un cuadro de mando único que enlaza de manera transversal todos los departamentos que se suelen encontrar en las estructuras de negocio. Se consigue un control eficiente y unas herramientas analíticas de gran valor. Además, sirve en sí mismo como herramienta de productividad ya que realiza tareas relevantes de manera muy eficiente.

Por ello, en el escenario actual donde se está dando una masiva digitalización de las empresas, contar con un ERP de calidad es fundamental para conseguir que todos los procesos de la empresa se gestionen en una herramienta única. Desde un mismo ERP se pueden gestionar desde cuestiones básicas de recursos humanos hasta procesos de logística pasando por control de ventas y todo los factores contables y financieros implicados.

Es por ello que cuando se implanta un ERP en una empresa se produce un momento crítico de transformación que requiere seguir de unos pasos determinados para que se haga con éxito. Son los siguientes:

Estudio y asesoramiento. Antes de iniciar cualquier proceso de implantación de ERP es necesario establecer los objetivos que se pretenden alcanzar. Así se determinará el alcance de la instalación de este software de gestión de recursos necesario para conseguirlos. Los expertos facilitarán el asesoramiento necesario para conseguir una orientación adecuada.

Establecimiento del calendario. En este momento de planificación se establecen los objetivos temporales que se pretenden conseguir. Es necesario establecer plazos realistas para la implantación del ERP que sean congruentes con la situación de la empresa. De esta manera se podrá conseguir un proceso más depurado y mejor adaptado a las circunstancias concretas.

Instalación del software y hardware. Según lo establecido en los dos pasos anteriores se procede a lo que se conoce como parametrización. Este proceso es llevado a cabo por los profesionales que proveen de los servicios de ERP junto con el personal de la empresa en la que se realiza la implantación (el equipo de TIC suele ser el que tiene que intervenir con mayor intensidad)

Podemos encontrar implantaciones en las que usa los propios sistemas de la empresa, lo que se conoce como ERP on promise. También existe el ERP cloud que se sirve de la nube para realizar la implantación y que cuenta con todas las ventajas propias de este sistema como su fácil accesibilidad desde cualquier dispositivo con acceso a la red.

Migración. Una de las fases más críticas ya que consiste en introducir los datos relevantes para empezar con el funcionamiento del ERP instalado. Es un proceso muy laborioso que hay que realizar con especial cuidado porque marcará lo que se puede determinar como momento 0 que marca un nuevo periodo y que determinará todos los procesos que se realicen con posterioridad.

También es un buen momento para desechar aquella información que ya no será necesaria.

Formación del personal. Ya tenemos nuestro software ERP totalmente operativo, pero aún es necesario formar a los empleados que lo van a usar como usuarios. Sin este paso la implantación sería totalmente infructuosa. Es necesario descubrir a los trabajadores las bondades que tiene el ERP para sus tareas habituales.

El momento de arranque. El ya mencionado instante 0. Hay que elegir el momento adecuado que cause el menor impacto posible sobre la actividad. Cualquier fallo puede producir una paralización de la productividad por eso es fundamental contar con la presencia y el asesoramiento.

Seguimiento inicial. Después del arranque es necesario prestar especial atención al funcionamiento del ERP instalado. Es habitual encontrar ajustes que hay que realizar y que la falta de práctica inicial de usuarios genere incidencias que requieran de una actividad más intensa de los servicios de soporte.

Estos pasos son necesarios mantenerlos para conseguir una implantación efectiva del ERP. Con ERP AYDAI no sólo encontrarás de los mejores softwares de ERP, sino que también recibirás el apoyo necesitas para que la implantación sea lo más fluida posible para tu empresa. Contacta ya con nosotros para recibir más información.

10 razones por las que optar por ERP AYDAI para tu empresa en 2021

¿Todavía no sabes qué es ERP Aydai? Se trata de aplicaciones de gestión empresarial que permiten que tu empresa sea más eficaz y competitiva. Como se integra todo en una sola herramienta, podrás tener un pleno control de tu negocio y gestionar sus diferentes áreas (finanzas, ventas, compras, etc.). Por todo esto, ¿quieres saber por qué optar por ERP AYDAI para este 2021? Pues aquí te lo contamos…

1. Disfrutarás de una mayor seguridad

Si hay algo que caracteriza a ERP AYDAI es que tendrás un control completo en el acceso de la aplicación para que sepas qué usuarios tienen acceso restringido, cómo acceden, etc. Además, podrás personalizar el acceso para cada usuario.

2. Tendrás un cuadro de control intuitivo

Además de la seguridad, ERP AYDAI te ofrece un cuadro de control muy intuitivo en el que podrás ver informes y gráficos con estadísticas muy bien definidas y claras. De esta forma, con un solo golpe de vista, sabrás cómo está trabajando cada área de tu empresa y los beneficios que estás obteniendo con tu negocio.

3. Gestionarás fácilmente el email y los documentos

Otra de las razones por las que optar por ERP AYDAI es que podrás gestionar fácilmente tu empresa con diferentes recursos. Por ejemplo, las aplicaciones te permitirán una gestión efectiva del email y, también, una gestión documental integrada que te ayudará a tenerlo todo organizado y listo para su consulta.

4. Tendrás acceso a la agenda

Si hay algo que diferencia ERP de AYDAI de otros es que desde una sola herramienta podrás tener acceso a todo lo anterior y a la agenda. Así, no se te pasará por alto ningún evento, reunión o tarea que no puedas dejar para mañana.

5. Tus documentos estarán a salvo

ERP AYDAI realiza copias de seguridad automáticas para que todos tus informes, facturas, documentos, contratos, etc., estén siempre a salvo. Este es uno de los beneficios que tiene la tecnología y es que, con las copias de seguridad, aunque haya un desastre todo estará a salvo. No perderás la información. ¡Te ahorrará muchos disgustos!

6. Tus trabajadores dispondrán de un sistema de mensajería interno

Tanto tú como tus trabajadores podréis disponer, gracias ERP AYDAI, de un sistema de mensajería interno y completamente seguro. Así, podréis comunicaros entre vosotros, intercambiaros documentación importante y otros datos sin correr peligro alguno. Esto es fundamental para la seguridad de tu empresa.

7. ERP AYDAI están en continua evolución

Una de las ventajas que tiene ERP AYDAI es que siempre están en continua evolución. Así, nos esforzamos para ir integrando nuevas funcionalidades que te permitan hacer tu trabajo mucho más fácil. Por eso, nuestrosERP tiene tanto valor.

8. Podrás acceder a una base de datos única

ERP AYDAI te permite acceder a una base de datos única desde un área local a una global. Así, los diferentes departamentos de tu empresa podrán trabajar de una forma ágil y eficaz, aunque cada uno de ellos sea interdependiente. Como empresario, podrás gestionar todo esto de una forma fácil para garantizar la productividad.

9. Puedes gestionar varias tareas al mismo tiempo

Algo que tiene ERP AYDAI es que permiten gestionar varias tareas o ejercicios al mismo tiempo sin que, para ello, haya que haber finalizado el anterior. De hecho, no hay un límite de ejercicios y todos ellos podrán estar en línea. Una ventaja para que tu empresa sea productiva, ágil y eficaz.

10. Con ERP AYDAI tienes capacidad para gestionar muchas empresas

¿Necesitas no solo gestionar varias tareas, sino empresas? Pues no te preocupes, pues esta es la última de las razones por las que optar por ERP AYDAI. Hasta 499 empresas podrás gestionar desde una sola herramienta. Fantástico, ¿no crees?

Con ERP AYDAI lo que queremos es que puedas hacer una gestión más eficaz de tu empresa o de tus empresas. Así, podrás tenerlo todo bajo control y conseguir la máxima eficacia y productividad. Una empresa competitiva en 2021, un año de cambio, mejora y digitalización de procesos. ¿Hablamos?