AuthorSergio Delgado

Home»Articles Posted by Sergio Delgado

Los riesgos de integración del sistema ERP que pueden conducir a un desastre de datos

El sistema ERP, también conocido como “planificación de recursos empresariales”, se ha hecho común en la gestión de datos empresariales. Y no es para menos considerando que 40% de las empresas que lo adquieren obtienen grandes beneficios; entre ellos, la automatización de los procesos y en consecuencia, el aumento de su productividad.

Dicho esto, la adquisición de un sistema ERP constituye una inversión jugosa, que promete mejorar el funcionamiento y manejo de datos de la empresa. Sin embargo, no está exento de riesgos, por lo que su implementación debe ser personalizada y cuidadosa. La integración incorrecta de los sistemas en juego podría conllevar a resultados totalmente contrarios a los esperados. Estas son algunas de las cosas que pueden salir mal.

Complicación del enfoque de integración del sistema ERP

En teoría, la implementación de un sistema ERP integral y efectiva, es aquella que logra juntar todos los datos y sistemas en una misma fase. Esta es la meta, claro está, pero no debemos precipitarnos a ella. Algunas empresas podrían tener éxito en esta aventura temprana, pero para muchas otras podría resultar demasiado complicado. Y la complejidad conlleva retrasos, frustración e incluso el abandono.

Por lo que hay una especie de regla que vale la pena seguir en lo que respecta al sistema ERP: la calma. Básicamente, empezar poco a poco y con lo simple; lo mejor es concentrarse en ver pequeños resultados en poco tiempo para comprender su funcionamiento. De lo contrario, un mínimo problema podría afectar la integridad de los datos de todos los sistemas integrados. Y ni hablar de las consecuencias.

Subestimación de la gestión del cambio en la empresa

Partamos del hecho innegable de que la integración de un sistema ERP requiere tiempo, dinero y preparación técnica. Si bien los beneficios posteriores lo valen, las empresas no deberían tomárselo a la ligera; la subestimación de la gestión de los cambios puede entorpecer el proceso e incluso generar pérdidas. Aunque a veces parezca que no, los datos de los diferentes departamentos están conectados; más aún bajo un sistema de este tipo.

Por ello es tan necesario capacitar a los empleados en la implementación del sistema ERP en la empresa. El esfuerzo no solo ameritará trabajar para la instalación, sino aprender a trabajar con el software a largo plazo. A final de cuentas, es un software destinado a facilitar el trabajo. Para poder sacarle provecho, es necesario saber usarlo, así que la resistencia al cambio no es una opción. De lo contrario, conducirá a la gestión inadecuada de los datos.

La implementación puede tomar demasiado tiempo

Otro de los riesgos asociados a la implementación de un sistema ERP es el exceso de tiempo. En algunos casos, el problema radica en la preparación de la infraestructura de datos; la procura e instalación del hardware necesario para integrar los sistemas puede tardar demasiado. Y bien sabemos que el tiempo es dinero; los retrasos pueden afectar el funcionamiento de la empresa y causar pérdidas. Esto va totalmente en contra de la filosofía detrás de su implementación. 

Esperar demasiado para probar el sistema ERP

Los problemas siempre existirán y eso es una realidad en el manejo de datos y las empresas en general. Sin embargo, detectarlos a tiempo puede hacer la diferencia entre el éxito y el fracaso. Así que este punto va de la mano con el riesgo anterior. En general, esperar demasiado para probar el sistema ERP implementado es un error común que puede tener consecuencias desalentadoras.

Cuando se detectan los errores a tiempo, pueden corregirse y evitar males mayores. Por ende, es fundamental que la compañía pruebe el funcionamiento del sistema ERP de forma temprana y minuciosa. Y aunque suene tedioso, esto evitará muchos dolores de cabeza en el futuro. La acumulación de errores en la gestión de datos definitivamente es mucho más difícil de arreglar.

Plantearse metas poco realistas

Es evidente que el tiempo es crucial en este tipo de proezas. Sin embargo, incluso a pesar de todo lo que hemos dicho hasta ahora, es necesario hacer los cambios con calma. Puesto que, plantearse metas poco realistas enfocadas en terminar la implementación del sistema ERP lo antes posible, puede conducir a un desastre de datos. De hecho, esto figura entre los principales factores que ponen en riesgo el éxito en la integración posterior.

Cómo identificar que tu ERP ya no cumple con tus necesidades

El hecho de que puedas gestionar diversas áreas de tu empresa desde un solo lugar es una gran ventaja. Para eso está el ERP (Enterprise Resource Planning). Con él, puedes alcanzar una gran eficacia en la gestión de tu empresa y convertirte en una marca competitiva. Sin embargo, puede suceder que con el tiempo tu ERP ya no cubra tus necesidades. ¿En qué debes fijarte? Hoy lo descubrirás con nosotros.

Con Aydai podrás tener un ERP que está en continua evolución. Como queremos que te siga siendo útil, le añadimos novedosas funcionalidades con frecuencia adaptándolas a lo que las nuevas tecnologías nos ofrecen. Así, tu ERP sigue siéndote útil, funcional y adecuado para tus necesidades. No obstante, si tienes una herramienta distinta, es posible que ahora mismo te sientas algo estancado con ella.

Tu ERP no acompaña la evolución de tu empresa

Puede que hayas ampliado la fabricación o abierto otras sucursales de tu empresa o que ahora haya más departamentos. Pero ¿tu ERP se ha podido adaptar a todo esto? Si la respuesta es “no” quizás sea el momento de hacer un cambio. Este tipo de herramienta debe acompañar los cambios de tu empresa y en ningún instante quedarse atrás. Esto solo te perjudicaría.

Con el ERP de Aydai vas a poder gestionar simultáneamente hasta 499 empresas. Esto es una barbaridad, pero es para que te des cuenta de que te brinda mucha flexibilidad y opciones. Además, también te permite gestionar varias tareas a la vez y que puedas empezar una sin tener que haber finalizado la anterior. Esto te va a venir de perlas para que tu empresa sea lo más productiva posible.

El programa ha empezado a colapsarse

Este es un grave problema que suele estar relacionado con que tu ERP no sea capaz de adaptarse a los procesos actuales de compra, programación, etc. La tecnología, como bien sabes, avanza a pasos agigantados y es importante que esta herramienta sea capaz de “estar al día” en todo esto. En caso contrario, puede ocurrir que la productividad y los beneficios de tu empresa empiecen a mermar.

No se adapta a los cambios legislativos

Es importante que todo programa para tu empresa sea capaz de adaptarse a los cambios legislativos en cuanto estos entren en vigor. A veces, puede que esto sea así, que haya ciertos problemas debido a que tu ERP no es del todo flexible. ¿Qué es lo que puedes hacer entonces? Cambiar de ERP, ya que solo te provocará quebraderos de cabeza. Con ERP Aydai esto no te pasará. Nuestro programa está siempre actualizado y adaptado.

No es un ERP que te brinde seguridad

Esto puede ser un grave problema para tu empresa que conviene que resuelvas cuanto antes. Un ERP siempre te debe asegurar una correcta seguridad para que no se filtren los datos, no pierdas información y no entren hackers. En caso contrario, si ya has tenido algún que otro susto, tal vez sea el momento de que cambies de ERP. Nosotros, en Aydai, te podemos ayudar. ¿Quieres saber cómo?

ERP Aydai es una aplicación que entre sus características destacan la seguridad, el control en el acceso y el uso de la aplicación por cada usuario. Además, hay sistemas automáticos de copias de seguridad que evitarán que ante cualquier problema tus datos se pierdan. Esto es importantísimo y una característica que incluimos en nuestra aplicación porque sabemos que es indispensable.

Si has detectado que tu ERP ya no cumple con tus necesidades, es el momento de que lo cambies. Consúltanos en Aydai todas las dudas que puedas tener con respecto a lo que nosotros te ofrecemos. Estamos seguros de que podemos ajustarnos a las necesidades que tiene tu empresa. ¿Hablamos?

¿Qué diferencias hay entre un ERP y un MRP?

La fabricación y producción de todo tipo han visto cómo, en los últimos años, los avances han sido cada vez mayores. Diferentes tipos de software tienen una gran influencia en lo que hoy conocemos como Industria 4.0, y hoy queremos presentarte las diferencias entre dos de los más comunes.

Por un lado, conocemos las aplicaciones MPR (de inglés, Material Requirements Planning), con las que se organiza la gestión de la producción y las materias primas necesarias. Son muy útiles para el control de la productividad y gastos, son específicas y en si mismas, no cubren todas las necesidades de la empresa.

Por otro lado, un ERP (del inglés, Enterprise Resource Planning) abarca muchas mas funciones. Este tipo de aplicación está adaptado a muchas otras operaciones la empresa, incluidas las que contempla el propio MRP.

Principales diferencias entre MRP y ERP    

Como hemos visto, a pesar de que los MRP tienen unas funcionalidades muy concretas y útiles para su ámbito de trabajo, no abarcan mucho más aparte de eso. Esto significa que necesitarás otro software u otros modelos de gestión para abarcar todo lo que tu empresa necesita.

Un software ERP llega mucho más allá, avanzando a la vez que lo hace la industria. El ERP contempla la totalidad de la empresa, incluida la fabricación o producción.

Lo mejor de estas herramientas es que te permiten conectar todas las áreas, no solo la producción, de manera automática y sin error de ningún tipo. Cuando llega un pedido, ya sea de grandes cantidades o de una única pieza, el software ERP te permitirá controlar todo el proceso.

  • Si, por ejemplo, el producto solicitado ya lo tienes en stock, podrás dar la orden de preparar el pedido y enviarlo directamente desde tu almacén.
  • Si es necesario fabricar el artículo demandado, debe gestionarse correctamente la manera en la que la producción se lleva a cabo para alinearlo con las ventas.

Como hemos expuesto anteriormente, la versatilidad de un software ERP te permite controlar mucha más información desde una única plataforma. Sin datos duplicados ni posibles fallos de transcripción, lograrás una mejor gestión de los procesos aumentando así la productividad y la eficiencia de recursos.

Gestionar el stock y las materias primas

Este es precisamente uno de los aspectos más interesantes de un software ERP. Para fabricar cualquier tipo de artículo es necesario contar con los recursos en tu almacén previamente. Si eres capaz de anticiparte a la demanda y prever el volumen de ventas de un periodo, podrás establecer unas reservas optimas de stock con las que trabajar.

Así podrás fabricar los productos con antelación y facilitar los procesos del canal de comercialización, cerrando los pedidos mucho más rápido que antes. También podrás contar con la materia prima suficiente para abordar la demanda que pueda llegar.

Estos datos, que puedes conseguir a través de un software ERP, te dotarán de mayor información a la hora de tomar decisiones para tu empresa. Podrás planificar mejor tus compras y anticiparte con un almacén más organizado, observando todos los indicadores desde una sola aplicación.

Así tendrás siempre los canales productivos ajustados a la demanda de tus clientes, manteniendo el exceso de stock justo para lo que pueda ocurrir. No tendrás el almacén lleno de piezas que no puedes vender ni tendrás poco material para afrontar los pedidos inesperados.

Con ERP AYDAI tendrán bajo control todos los procesos de tu negocio en una sola herramienta.

Prueba AYDAI, el software ERP que te ayudará a gestionar todo tu negocio con la tranquilidad y comodidad de una plataforma común.

Errores al implantar un ERP que debes evitar

¡Ha llegado el momento! Has decidido implantar un ERP en tu empresa y quieres que todo fluya sin contratiempos. Sin embargo, empezar a usar un ERP en un negocio supone un cambio bastante significativo y se debe hacer con especial cuidado. Si no se hace así, es muy posible cometer errores que pueden traer consecuencias negativas.

Con el objetivo de evitar esta situación lo mejor es conocer los fallos habituales que se suelen cometer en la implantación de un ERP. De esta manera conseguirás aprovechar desde el principio el software de gestión y comprobarás muy pronto los resultados sobre la productividad. Esto son los errores al implantar un ERP que debes evitar:

  • No usar ningún tipo de asesoramiento. Para la implantación de un ERP es necesario contar con la ayuda de expertos. Aún pareciendo que lo tienes todo muy claro siempre es bueno pedir la opinión de un profesional con experiencia. Incluso en las empresas más pequeñas, en las que el proceso puede parecer más fácil, es importante no saltarse este paso. Si lo haces, seguramente no conseguirás el ERP que realmente se ajuste a las necesidades de tu negocio.
  • Establecer un calendario poco realista. Sobre todo, porque la implantación de un ERP supone un cambio bastante profundo que necesita tiempo. No está mal proponerse plazos ambiciosos, pero es importante sopesar que el verdadero objetivo es conseguir una implantación exitosa. Uno de los grandes errores es no contar con cierta flexibilidad por si surgen imprevistos.
  • Descuidar el momento del arranque con el nuevo ERP. Este es uno de los puntos más críticos ya que se ponen en marcha los cambios producidos al implantar un ERP. Es importante estar prevenidos con acciones como contar con más personal o elegir fechas en las que el flujo de trabajo sea menor.
  • No implicar a todos los departamentos de la empresa por igual. Es habitual encontrar un especial interés de la sección contable y financiera, junto con la de IT, pero, sin embargo, el resto de los trabajadores suelen tener un papel más pasivo. Esto se debe evitar comunicando de manera correcta las ventajas de implantar un ERP y adaptándolas a cada puesto de trabajo. Esto es un proceso distinto a la de la propia formación en la que también se debe buscar este objetivo: involucrar y hacer partícipe a todo el equipo.
  • Asumir fallos a la hora de implantar un ERP como estructurales. También se puede dar el caso contrario al anterior. Se han producidos errores que en un primer momento se han solucionado con algún tipo de “parche” que luego se normaliza y se usa de manera habitual. Los procesos a seguir deben estar claros y si no se desarrollan según lo establecido se deben tomar las medidas necesarias.
  • Pensar que sólo será necesaria implantar un ERP una sola vez. Seguramente tu empresa necesitará ajustes en el ERP porque han surgido nuevas necesidades en su actividad. Es un error pensar que un software de gestión es eterno y que sólo basta con las correspondientes actualizaciones. Seguramente sea necesario implantar nuevos módulos con los que mejorar aún más la producción. Por eso, todo el proceso se puede programar en diversos pasos.

¡Ahora ya sabes todo lo que no tienes que hacer a la hora de implantar un ERP! Con Aydai tienes a tu disposición los mejores profesionales que te ayudarán a instalar el software de gestión óptimo, asegurando una transición fluida y provechosa desde el primer momento. Contacta ya con nosotros para conocer todas las posibilidades.

Las diferencias entre Machine Learning, Big Data y Data Science que debes conocer

Las empresas incorporan constantemente nuevas alternativas tecnológicas y digitales para optimizar la toma de decisiones, automatizar procesos y proteger sus datos. Sin embargo, estas soluciones son tan variadas que, en algunos casos, aprender a diferenciarlas se puede volver un verdadero reto. Algunos de los términos que más confusión suelen causar son Machine Learning, Big Data y Data Science.

Y no podemos culparlos. Después de todo, aunque el Machine Learning es el más conocido de todos, el Big Data y Data Science se encuentran relacionados de manera muy cercana. Estos tres términos tienen tanto diferencias como similitudes, siendo el uso de datos el principal lazo. Pero para hacer las cosas un poco más simples y concisas, esta vez hemos decido hablar sobre las diferencias entre ellos. Lo primero que debemos conocer es qué hace cada uno.

Data Science: el primer eslabón de la cadena del Big Data y el Machine Learning

Para empezar a crear las soluciones que actualmente se utilizan en las grandes empresas, lo primero que se debe aplicar es el Data Science. El Data Science se encarga de preparar el terreno para el Big Data y uso del Machine Learning. Es gracias a que se trata de un campo centrado en la recopilación de datos para extraer información útil. Estos apuntes se toman con el objetivo de hacer un plan y mejorar la toma de decisiones.

Para poder desempeñarse en el Data Science, es necesario contar con tres habilidades principales. La más obvia es tener conocimiento de tecnología, pero también es necesario conocer sobre matemática, estadística y negocios. Cuando una empresa decide desarrollar un proyecto en este ámbito, existen una serie de pasos a seguir. Estos también son necesarios para los proyectos de Machine Learning y Big Data.

Una vez se han definido los tipos de datos que se necesitan, lo primero a hacer es la recogida de datos. Luego, se procesa la información que estos contienen, a lo que se denomina tratamiento de datos. Para el análisis y modelado, el tercer paso, también es necesario aplicar técnicas de Machine Learning. A continuación, se debe realizar una evaluación de los resultados para comprobar si son relevantes, y luego estos son presentados en un lenguaje simple y de negocios.

Big Data: muy similar al Data Science y el utilizado para el Machine Learning

Ahora, la principal diferencia entre el Big Data y el Data Science, proviene en su centro de experticia. Mientras que el Data Science se encarga de la recopilación de datos y su análisis, el Big Data se centra también en recopilar información, pero de datos de gran tamaño. ¿Por qué es necesario si ya tenemos el Data Science? Pues, sucede que cuando un conjunto de datos supera el orden de Terabytes (TB), estos son muy difíciles de procesar.

Un solo ordenador no es capaz de almacenar ni digerir tales tamaños de datos. Por lo tanto, es imposible analizarlos a través de los métodos tradicionales utilizados en el Data Science. Es aquí cuando el Big Data entra en juego. En un proyecto de este tipo, se deben implementar herramientas especializadas que permitan acceder a los datos de gran tamaño. Se pueden utilizar bases de datos y sistemas de procesamiento, así como tecnologías que se encargan del análisis de la información a medida que esta se genera.

Otra forma de diferenciar el Big Data del Data Science y el Machine Learning, es notar que este sistema necesita de un clúster de CPUs. El objetivo de ello es que permite distribuir la carga de datos entre las diferentes máquinas. Esto otorga un mayor control sobre el conjunto de datos y facilita el análisis. Sin embargo, se trata de una infraestructura con limitaciones, por lo que es necesario conseguir una que se adapte a los objetivos.

Machine Learning

El Machine Learning, traducido al español como aprendizaje automático, es una ciencia que permite a los ordenadores aprender por cuenta propia, sin necesidad de programarlos. Hasta aquí, es muy fácil diferenciar el Machine Learning del Big Data y Data Science. Para poder obtener la información de aprendizaje, se necesitan dos elementos imprescindibles. El primero es un conjunto de grandes datos para analizar, y el segundo, un algoritmo que se encargue del proceso de análisis.

El Machine Learning es utilizado en el Data Science para poder analizar datos de manera automatizada. Una vez identificados y comprendidos los datos importantes y relevantes para nuestro problema, el sistema los procesa e identifica patrones. De esta manera, es capaz de hacer predicciones para reducir la incertidumbre y arbitrariedad y asistir en la toma de decisiones. Si todavía se te hace algo confuso, puedes resumirlo de la siguiente forma: El Machine Learning funciona como un método de análisis en un proyecto de Data Science, en el cual también se puede hacer uso del Big Data. 

Razones por las que la digitalización es clave en la recuperación económica

La digitalización ha sido durante décadas una asignatura pendiente en el tejido empresarial español. La crisis provocada por la pandemia ha supuesto un duro golpe, pero también se ha convertido en un gran aliciente para no perder puestos en la transformación digital de nuestro sector productivo. Una transformación digital imprescindible para la recuperación económica en un momento especialmente complicado.

Los datos lo avalan. En los últimos meses se ha podido comprobar cómo aquellas empresas que ya habían consolidado, o al menos iniciado, su proceso de digitalización han sido capaces de sortear mejor los efectos de la crisis. La flexibilidad que aporta el uso de las nuevas tecnologías y una mayor capacidad de adaptación y respuesta son la clave.

Una digitalización que se ha acelerado a todos los niveles. En la Administración, para agilizar los trámites burocráticos; en las empresas, para facilitar el teletrabajo y en el sector comercial, para satisfacer las demandas cada vez mayores del comercio online. Un proceso en el que solo cabe seguir avanzando para alcanzar la tan ansiada recuperación económica.

Las claves de la digitalización en España

Según se refleja en la 8ª edición del Barómetro Digital de ISDI, la COVID-19 ha acelerado el proceso de digitalización, de modo que más de un 62% de las empresas españolas cuentan con un plan estratégico para llevarlo a cabo. Sin embargo, ese camino aún está sembrado de baches, como la falta de adaptación de estructuras organizativas o la escasa inversión en desarrollo tecnológico.

Aunque el estudio se centra en departamentos de marketing, sus conclusiones son extrapolables a otras áreas de la estructura empresarial. Así, se constata la importancia cada vez mayor que se da a la digitalización y a la presencia de profesionales especializados en las empresas.

Ahora, con la mirada puesta en la recuperación económica, se tienden puentes sobre esos baches en el camino que hasta no hace mucho eran profundos. Las razones para ello se han puesto de manifiesto claramente en los últimos meses.

En primer lugar, las empresas con un mayor grado de digitalización han demostrado ser más competitivas. Esto se debe a que les ha resultado mucho más sencillo transformar sus líneas de producción para adaptarse a un escenario cambiante en el que tanto la demanda como los hábitos de consumo han experimentado un giro radical en muy poco tiempo.

En segundo lugar, solo con la digitalización ha sido posible la implantación del teletrabajo, auténtico salvavidas para muchas empresas. Negocios que habían quedado atrás en el proceso de transformación digital y no han sido capaces de adaptarse a tiempo han desaparecido.

Además, los enormes beneficios de la digitalización se han dejado sentir de forma muy especial en un sector básico para la recuperación económica: el comercio. Pequeñas empresas y negocios familiares que se habían resistido hasta ahora a la implantación de las nuevas tecnologías y la venta online han tenido que sucumbir a ellas para poder subsistir.

Previsiones de futuro

El proceso de digitalización es imparable y necesario en ese camino hacia la recuperación económica. Y las empresas no están solas. Así por ejemplo, el plan España Digital 2025 pretende impulsar el proceso de transformación digital del país a través de medio centenar de medidas estructuradas en diez ejes estratégicos.

Este plan, fruto de la colaboración público-privada, se ha planteado con unos objetivos ambiciosos. Entre ellos cabe mencionar la intención de acelerar la digitalización de las empresas, especialmente la de micropymes y start-ups, así como la de sectores estratégicos como el agroalimentario, turístico, energético o agroalimentario, entre otros.

En Aydai te ayudamos a que tu empresa no quede en el vagón de cola de la digitalización poniendo a tu alcance las mejores soluciones tecnológicas de gestión. Ganarás en flexibilidad, competitividad y productividad.

¿Qué es el mantenimiento preventivo y correctivo en un ERP?

Un ERP es una herramienta de productividad que busca una gestión eficaz de los recursos de una empresa. Para conseguir este objetivo se usa un software que pretende manejar de manera total toda la información que llega desde los distintos departamentos y procesos de negocio. Con esto se consigue una visión global que ayuda en la toma de decisiones y en la coordinación de todos los equipos de trabajo.

Una de las cuestiones más importantes para garantizar la productividad es asegurar el funcionamiento de los equipos con los que se desarrollan las tareas y de las instalaciones donde se realizan. Las labores del departamento de mantenimiento también deben ser recogidas en el ERP para valorar su impacto en la productividad. Con esto se consigue hacer un seguimiento más completo y útil.

La manera habitual de trabajar es mediante la realización de mantenimientos preventivos y mantenimientos correctivos. Los primeros son revisiones a los equipos y herramientas que pretenden solucionar el natural desgaste que se produce por el uso. Se programan de manera regular para que no afecten a la producción y son necesarios para evitar daños y averías.

Los mantenimientos correctivos son aquellos que se realizan para solucionar problemas imprevistos. Estos son los que se pretenden evitar ya que afectan directamente a la producción. Son trabajos reactivos a situaciones imprevistas que pueden afectar al rendimiento de una empresa. A pesar de que se puede tener cierta previsión, normalmente requiere de una potente capacidad de respuesta.

La diferencia entre mantenimiento correctivo y preventivo es bastante clara. Mientras que los primeros son sucesos no deseados, los segundos se derivan del normal funcionamiento de los equipos y buscan su optimización. Así pues, ¿por qué es necesario tener un control sobre los mantenimientos correctivos en el ERP?

Gracias al control del ERP los mantenimientos preventivos se pueden programar

Toda información sobre la productividad resulta muy valiosa. Conocer las causas de la disminución en los rendimientos es fundamental para encontrar una solución. Por eso, el registro de los mantenimientos correctivos en el ERP da una visión más fiable de los puntos débiles que impiden conseguir mejores resultados en una empresa.

Si se observa que se producen demasiados mantenimientos correctivos paralizantes de la actividad es necesario tomar decisiones. Gracias a la capacidad analítica que proporciona un ERP, esto se consigue hacer de manera eficiente. En estos casos se deberá analizar si los mantenimientos preventivos son suficientes o si sencillamente se debe cambiar o actualizar la maquinaria.

También es posible que a ciertos niveles de producción se produzcan fallas que se pueden prever. En estos casos, y gracias al control con el ERP, se podrá detectar los picos de productividad que puedan provocar el colapso incluso con los mantenimientos preventivos necesarios. Con esta información se puede decidir entre evitar de alguna manera esos niveles o programar los mantenimientos correctivos para dar una respuesta eficaz.

De esta manera se consigue una gestión eficaz de los mantenimientos preventivos que pueden entrar dentro de una planificación de la actividad. Con la información analítica que se obtiene con el ERP se consigue que los mantenimientos correctivos colaboren en la productividad permitiendo su continuidad. Esto siempre se puede realizar en equipos menores que no requieren de intervenciones costosas.

Gracias al valor de una herramienta de gestión como el ERP se puede dar la vuelta a algo que no es deseado como el mantenimiento correctivo. Además, permite la definición de estrategias a largo plazo, posibilitando la continuidad de la actividad hasta que llegue la mejora que permita prescindir de las reparaciones.

Aydai cuenta con el ERP que necesitas para tu empresa o negocio. Descubre todo el potencial de esta herramienta para conseguir una gestión eficaz que ayuda a la productividad. Contacta ya con nosotros para recibir más información.

Cómo debe ser el ERP para la gestión empresarial perfecto

En un mercado altamente competitivo, contar con un ERP para la gestión empresarial resulta indispensable para ganar en eficiencia y seguridad, mejorar la toma de decisiones, ampliar la capacidad operativa y, a la vez, reducir costes. Pero no todos los sistemas de planificación de recursos son iguales ni ofrecen las mismas funcionalidades.

Un buen ERP para la gestión empresarial debe estar compuesto por una serie de módulos imprescindibles para dar el soporte que necesitan todas las áreas de la empresa, desde contabilidad a ventas, proveedores o recursos humanos.

1. CRM

Las relaciones con los clientes son la base de cualquier actividad empresarial. Almacenar, organizar y gestionar toda la información referida a ellos es esencial. Es el objetivo del sistema de gestión de las relaciones con los clientes y posibles clientes, que permite realizar un seguimiento exhaustivo de todas las acciones relacionadas con ellos y mejorar los canales de comunicación.

2. Ventas

Permite gestionar ofertas, presupuestos, pedidos, albaranes, facturas, reclamaciones, devoluciones, etc. Si el ámbito de actuación de la empresa trasciende fronteras, es importante asegurarse de que es multidivisa y multiidioma. Tener una visión global y particular de las operaciones con los clientes, además, permite agilizar los procesos de venta y disponer de estadísticas. Por ello, es básico en cualquier ERP para la gestión empresarial.

3. Compras

Se centra en los proveedores y el control de compras. La buena gestión de materias primas, un estricto control de las necesidades de compra según el stock, un seguimiento de la recepción de la mercancía y de la facturación, una estrecha comunicación con proveedores y la posibilidad de contar con estadísticas mejora la eficiencia de la producción. Por ello, este módulo es importante en un ERP para la gestión empresarial.

4. Logística

El control de los almacenes es uno de los trabajos más complejos en cualquier compañía. Es esencial disponer de una herramienta que permita mejorar su gestión, y por eso, es otro de los módulos básicos que un buen ERP para la gestión empresarial debe tener. Conocer el stock, ayudar en la realización de inventarios, gestionar todos los movimientos en los almacenes es ganar en eficiencia.

5. Producción

Su valor dentro de un ERP para la gestión empresarial radica en que supone una ayuda imprescindible para planificar y controlar todas las etapas de fabricación, desde la emisión de órdenes hasta las cargas de las unidades productivas o la previsión de fechas de entrega. No basta con eso, un ERP perfecto debe también permitir la organización de los operarios y la creación de planes para cada producto.

6. Contabilidad y finanzas

Es una de las áreas críticas de cualquier compañía porque en ella acaban repercutiendo todas las demás secciones de la empresa. Que los procesos sean ágiles, que no haya margen para el error o las duplicidades es esencial, y en esa labor, el ERP para la gestión empresarial supone una herramienta indispensable.

7. Personal

El capital humano es un engranaje fundamental. Su correcta gestión es un aspecto básico y por eso un ERP para la gestión empresarial ideal debe ayudar a su control y organización, desde horarios y fichajes a tipo de contrato, permisos, bajas o cualquier otro tipo de información que sea de interés.

8. SAT

Si la empresa presta servicio de asistencia técnica, este módulo permite su correcta organización, ayudando a organizar al personal, asignando tareas, generando órdenes de trabajo y permitiendo la facturación en caso de necesidad. Además, para ganar en eficiencia, es importante que el ERP para la gestión empresarial permita la gestión de estas cuestiones mediante el uso de dispositivos móviles.

9. Proyectos

Una compañía evoluciona, cambia con el tiempo y se enfrenta a nuevos retos. Por eso, la gestión de proyectos es esencial en su crecimiento. Si el ERP para la gestión empresarial permite el desarrollo y seguimiento de proyectos en todas sus fases se ganará en eficiencia y, por tanto, en competitividad.

Disponer de un ERP para la gestión empresarial completo y con todas las funcionalidades necesarias para poder controlar de manera eficaz todas las áreas de la empresa es ganar en competitividad asumiendo un coste mínimo. Si es lo que necesitas, AYDAI pone a tu disposición el mejor ERP del mercado.